Día internacional del trabajo y Regalos para Maternarse

Querida amiga,

Hace algunos días me invitaron a un reto: esnseñar una de mis obras durante 10 días y parece que cada obra, me conduce a una historia…

Hoy es el día 7, y te traigo esta imagen con su historia…

🎐 Se acerca el día de la Madre y hoy, es el día internacional de los y las trabajadoras.

Curioso…

Seguimos confinadas: Algunas personas llevan semanas sometidas a unas durísimas condiciones de trabajo que conllevan un gran estrés; otras, han visto incrementar sus cargas de trabajo hasta límites que son casi insostenibles; hay quienes se encuentran en ertes y otras muchas personas se han visto en la obligación de cerrar sus negocios y para un elevado número de personas, sus puestos de trabajo han desaparecido. Me pregunto si habrá personas que apenas hayan apreciado diferencias.

Respiro…

Y pienso en que la vida nos para y afloran las evidencias: la quietud obligada nos permite ver los desequilibrios, este caminar a trompicones, a marchas forzadas…

Y, quizás por añoranza, mi mente evoca una vida en la que las personas se sentían más acompasadas a sus propios ritmos, a los ritmos de la propia vida…

Observo a mi gata: come, duerme, se relaciona, se cuida, juega… se prioriza, se respeta, se siente parte de un todo y se mueve al son que le marca la naturaleza.

Hace tiempo que llevo pensando que somos el único ser vivo que se preocupa (que no es lo mismo que ocuparse) por algo más que simplemente vivir…
Hace apenas 6-7 semanas ¡Teníamos tantos grandes planes!… y algo tan diminuto como un virus nos ha hecho ver de frente, de forma colectiva, nuestra gran fragilidad…

Quizás, el virus ya lo tuviéramos dentro: nos sentíamos demasiado importantes y se nos olvidaba que somos parte de un todo que es más grande que la propia individualidad de cada uno y que, a la vez, es lo mismo.

Somos vida, y la vida, en sus diferentes manifestaciones, es eterna: un ciclo constante de regeneración, de vida-muerte-vida… y de transformación en múltiples formas y materias.
Darnos importancia no es, ni debería, ser lo mismo que soberbia: es un acto de nutrirnos, una actitud de autocuidado que nace de la responsabilidad de una conciencia social, sistemica, en la que yo me nutro para estar bien, para no cargar a otros con el peso de mis carencias y para estar en condiciones de contribuir a mi entorno y al mundo, y también para pedir ayuda si nos hace falta.

Maternarnos, tiene que ver con ese amor incondicional que cultivamos hacia nosotras y eso está ligado con la forma en que amamos al mundo y recibimos amor: un equilibrio entre el dar y el recibir.
Respiro de nuevo…

En los procesos de sanación y de reconstrucción del “yo” para disolvernos en la conciencia de “formar parte de un todo”, se habla constantemente del trabajo con niño interior, pero me pregunto ¿cómo cuidamos de ese niño si no hemos aprendido a maternarnos?¿Cómo sería esa madre interior que tanto anhelamos?

Maternarnos, tiene que ver con ese amor incondicional que cultivamos hacia nosotras y eso está ligado con la forma en que amamos al mundo y recibimos amor: un equilibrio entre el dar y el recibir.
Respiro de nuevo…

Y confío en que este tiempo nos permita expandirnos y ver con más claridad… pensar en un mundo más ecológico, más amable, más sostenible… un mundo en el que la vida esté en el centro de la propia vida… en el que nos demos la importancia suficiente para cuidarnos, sabiendo que somos parte de un todo y comprendiendo que sólo desde la responsabilidad individual podemos contribuir a mejorar el mundo y la vida de las personas, porque tan sólo podemos dar lo que tenemos y lo macro, es tan sólo un reflejo de lo micro.

Un besin y…
¡Feliz día! 😘

He creado esta composición con la ilustración “Soy Eterna”, que es una de las Miss Prosperity que puedes encontrar en el muestrario que he creado,  con una selección de imágenes para descarga digital por una aportación simbólica de 1€, para contribuir a llenar el mundo de abundancia y prosperidad…
Vienen en formato jpg, en un tamaño de 15x20cm aprox y con resolución de impresión (300ppi) para que las puedas imprimir, enmarcar, recortar, utilizar de fondo de pantalla, para crear tus propias composiciones… ¡Lo que se te ocurra!

Y quizás, estas muñequitas puedan simbolizar una semilla de abundancia y prosperidad para que hagas tus propias tarjetas y felicites a tu madre este domingo de una forma especial, o incluso, para que te las autorregales y honres a tu propia madre interior: porque todas las madres del mundo residen en el interior de cada una de nosotras…

Puedes encontrar más información en este enlace y el muestrario con las Miss Prosperity disponibles aquí:


📻🎶 Suena: #dontletmedown de @milkychance_official y @jackjohnson
https://youtu.be/NIakC2_GpKE

Recuerda que…

Un mundo mejor es posible ¡y tú lo haces realidad!

 

By | 2020-05-01T18:47:54+00:00 Mayo 1st, 2020|La magia de lo cotidiano, La poesía de la Imagen|0 Comments

Leave A Comment

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies